ANUDARSE EL OBI

El cinturón, denominado "obi", es una pieza importante del "aikidogui" o traje de práctica. Podríamos decir que representa la voluntad, la firmeza y el compromiso en las decisiones que tomamos, un recordatorio para que nadie pueda aflojar ese nudo, más allá de uno mismo. Sin el cinturón (la voluntad), el "dogui" es prácticamente un piyama. 

El color no es tan importante. En nuestra escuela, uno viste el cinto blanco hasta que alcanza un nivel en el cual se puede acceder al cinturón negro. No hay cintos de vivos colores. Tampoco los hay en las escuelas tradicionales japonesas. No hay un distintivo que podamos mostrar durante la etapa de formación inicial. Nos centramos en desarrollar interiormente nuestra habilidad, la que deberemos sostener y mejorar continuamente. Cuando más alto es el nivel que alcanzamos, mayor es la responsabilidad que éste representa y la humildad que debe acompañarlo. El pase de blanco a negro, de alguna forma representa cómo el conocimiento se plasma en la persona, va tiñiendo y oscureciendo ese blanco inocente, forjando el carácter del artista marcial con la práctica contínua y el sacrificio personal. Más allá de este significado, el color realmente no cuenta. 

Existen varias maneras de anudarse el cinturón. Una forma típica, que no entorpece los movimientos y en la cual el nudo queda bien trabado, es la que mostramos en estas ilustraciones:

DIRECTOR:
Sensei Héctor Torres
6to DAN
  (Shidoin)
torresdojo@yahoo.com.ar
(011) 15-4425-9053

SEGUINOS EN FACEBOOK
www.facebook.com/torres.dojo



SEDE CENTRAL URQUIZA:
Club Circulo General Urquiza
Av. Franklin D. Roosevelt 5345, Piso 2 (Fondo),
Villa Urquiza, CABA







SEDE CASEROS:  
Club Atlético Estudiantes (Caseros)
Lisandro de la Torre 2600  (esq. Av. Urquiza)
Caseros, Pdo. de Tres de Febrero, Buenos Aires 
Se ingresa por Lisandro de la Torre y Valentín Gómez (rampa lateral y mural)




COMPARTINOS ...